Tres testigos más declararon en juicio por los sobornos de Odebrecht


El Ministerio Público presentó tres testigos en la jornada de ayer del juicio por los sobornos de Odebrecht; una abogada y dos contadores públicos que realizaron informes sobre empresas y bienes de Ángel Rondón, Víctor Díaz Rúa y que salpicaron a la oficina de abogados de Conrado Pittaluga.

El testigo 15

El primero en declarar fue el testigo número 15, el analista Renso Calderón Minyety, con el que el Ministerio Público logró la incorporación de un informe realizado en base a documentos enviados por Odebrecht a las autoridades dominicanas, luego de haber llegado a un acuerdo.

Al responder las pocas preguntas del Ministerio Público, Calderón Minyety explicó que los insumos para elaborar su informe los facilitó Odebrecht, y mencionó un listado de resultados que relacionaba fechas y montos, aunque no dio detalles. Para demostrar su idoneidad para acreditar la prueba, dijo que estudió contabilidad en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), y que tiene una maestría en finanzas del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec).

Luego, la defensa de Ángel Rondón trató de desacreditarlo, diciendo que este carecía de objetividad. Los abogados Miguel Minier y Emery Rodríguez hicieron que el testigo admitiera que fue contratado por Odebrecht, vía Stalin Pérez, un representante del área financiera de la constructora brasileña.

El testigo 16

Inmediatamente concluyó ese testigo, pasaron con el número 16 que presentó la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca). Se trata del gerente empresarial Robert Rodríguez.

Fue ofertado para probar todo lo relacionado con la adquisición por parte del imputado Víctor Díaz Rúa del apartamento 13 de la Torre Caney, incluyendo la forma e inicio de los pagos, precio real del apartamento y cualquier dato útil al proceso.

Explicó que el apartamento costó un aproximado de 32 millones 500 mil pesos en el contrato, pero en lo que le enviaron al Ministerio Público hay un pago de 34 millones productos de modificaciones que pidió el cliente, y la empresa incluye como un adicional el costo de las modificaciones. Las defensas de Díaz Rúa no realizaron preguntas.

Robert Rodríguez labora en empresa Rodríguez y Sandoval. Se dedica a construcción y ventas de apartamentos.

En el juicio, por los US$92 millones de Odebrecht, están imputados Ángel Rondón, Díaz Rúa, Conrado Pittaluga, Tommy Galán, Andrés Bautista y Juan Roberto Rodríguez. Continuará, el lunes 15, con otro testigo.

¿Accionistas de relleno?

La tercera en declarar ayer fue la testigo 17, la abogada Miguelina Batista. Al testificar, se le notaba nerviosa. Esta empleada del Tribunal Constitucional (TC) dijo que aparece como accionista de compañías de carpetas constituidas cuando ella trabajó como recepcionista de la oficina de abogados de Pittaluga. Estaba ofertada en principio, junto a Johanna Monagas Espinal, pero esa testigo “privilegiada” fue dejada fuera. Explicó que aparece como accionista en la compra del solar 79 (S-79), Barranca en Casa de Campo, aunque el dueño real era Díaz Rúa. Dijo que, en la oficina de abogados para la que trabajaba, era normal que cualquier empleado fungiera como accionista de relleno.



Source link

Loading spinner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: