Realidad aumentada llega a parabrisas de automóviles

Fabricantes de vehículos están implementando algunas funciones de realidad aumentada en los nuevos modelos de autos, una apuesta que próximamente será la tecnología que liderará la industria automotriz. La realidad aumentada puede mejorar la seguridad, brindar información a los conductores, rutas de navegación e indicadores del estado del coche.

Empresas automotrices están apostando por la realidad aumentada para recrear entornos combinados con la tecnología y el ambiente real. Jaguar Land Rover,por ejemplo, está desarrollando un parabrisas que puede convertir el coche en una plataforma digital para el conductor.

Con la realidad aumentada, el vehículo es capaz de reconocer y entender lo que sucede a su alrededor, una especie de copiloto virtual con un campo de visión de 360 grados. El desarrollo de la interfaz puede proyectar sobre el parabrisas y cualquier otro punto del vehículo imágenes, videos, dibujos, mapas de navegación, reproductores de música, entre otros, en tiempo real.

Asimismo, Audi reveló el interior de su próximo EV, el Q4 E-Tron, cuenta con algunas mejoras que se abren paso en los vehículos de la marca alemana. La nueva pantalla frontal de los vehículos alemanes frente al conductor, ofrece un campo de visión más amplio y animaciones más precisas y avanzadas.

La nueva Q4 E-Tron implementó sensores de proximidad para avisarle a los conductores si están a la deriva, demasiado lejos o la distancia entre un vehículo u otro. Por otra parte, cuenta con una animación capaz de rastrear el auto por delante cuando se utiliza el control de crucero adaptativo. Además de navegación giro a giro, donde el vehículo coloca una flecha azul brillante en el campo de visión del conductor.

Audi explica que el nuevo sistema de realidad aumentada extrae más de mil señales de sensores en toda la carrocería del Q4 E-Tron. Ello, con el fin de averiguar dónde colocar exactamente los elementos de realidad aumentada y mantenerlos en su lugar. Incluso si se está conduciendo sobre una superficie accidentada, el auto es capaz de rastrear con algoritmos los alrededores del auto y reconfigurar la realidad aumentada para no perder la perspectiva.

De la misma manera, Volkswagen incluyó en el vehículo ID.3 el sistema llamado Head Up Display en el parabrisas. Ahí muestra a los conductores una línea verde, amarilla o roja cuando los conductores se acercan demasiado a algún objeto u otro coche. También pintará de color rojo las líneas de los carriles cuando el coche sobrepase o esté muy cerca de los mismos.

The Commingled division of visual attention de la Universidad de Toronto, alertó sobre el uso de Head Up Displays, asegurando que puede provocar distracciones. Según los investigadores, la información recibida a través de la pantalla da lugar a una pérdida de la concentración del conductor. Por tanto, debe emplear parte de su atención en procesar los datos que tiene delante de sus ojos.

No obstante, otros estudios apoyan esta tecnología, pues muestra la información necesaria para el conductor sin obstruir su línea de visión, permitiendo recibir alertas de seguridad con más rapidez. La clave de la seguridad de estos sistemas radica en el hecho de no ser invasivos y mostrar información relevante, bien categorizada.

Conducir con sistemas más avanzados empleando la realidad aumentada, podrá ser una herramienta que favorezca el manejo y seguridad de los conductores. Por ahora, la mayoría de los vehículos ofrecen pantallas tradicionales que, con ayuda de cámaras utilizan el potencial de la realidad aumentada sin invadir la visibilidad.

NotiPress/Andrés Zimbrón

Loading spinner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: