Decapitación de profesor en Francia: cómo se descubrió la mentira | Francia – Europa – Internacional




El caso de Samuel Paty, docente asesinado en octubre de 2020 tras haber sido acusado de islamofobia, sigue resonando en el mundo.

Su muerte, a manos de un refugiado checheno de 18 años, ocurrió días después de que dictara una clase en la que exhibió caricaturas de Mahoma del semanario satírico de izquierda ‘Charlie Hebdo’.

(Le puede interesar: Niña que acusó de islamófobo a profesor decapitado reconoce que mintió).

Una alumna de la escuela Bois-d’Aulne, ubicada en Francia, le contó a su padre que el maestro le había pedido a los estudiantes musulmanes que salieran del aula en ese momento. A raíz de eso, el padre de la chica presentó una denuncia y lanzó una campaña en redes sociales contra el docente, que terminó en su asesinato.

Sin embargo, el pasado lunes 8 de marzo se conoció que la menor mintió.

En noviembre de 2020 la menor fue imputada por denuncia calumniosa ante un juez antiterrorista y ahora declaró que “no estaba presente el día de las caricaturas”.

Según información de AFP, Mbeko Tabula, el abogado de la menor, confirmó que “mintió porque se sintió atrapada en una cadena de acontecimientos porque algunos de sus compañeros le habían pedido que fuera su portavoz”.

(Lea también: Comienza en EE. UU. el juicio por la muerte de George Floyd).

Tras conocerse esto, Virginie Le Roy, abogada de la familia de Samuel Paty, dijo este martes que se sentía “en cólera”, según reporta el diario francés ‘Le Point’.

“¿Portavoz de qué? ¿De una mentira, de hechos que nunca sucedieron? Esta explicación no me satisface, me enoja un poco, porque los hechos son graves”, fueron sus palabras.

De acuerdo con el diario ‘Le Parisien’, el padre de la menor declaró ante el juez que lamentaba no haber verificado el testimonio de su hija.

La mentira de la joven se descubrió por una nota de ausencia a clases firmada por su madre, con la cual se comprobó que no estuvo presente el día del supuesto comportamiento discriminatorio del docente.

(Continúe leyendo: ‘No somos una familia racista’, dice el príncipe Guillermo).

Además, los padres conocieron de la ausencia de su hija vía mensaje de texto, correo y de manera verbal. Así que, para la abogada, “venir hoy para decir ‘Creí la mentira de mi hija’ es muy ligero”.

Actualmente, las investigaciones por la muerte del docente siguen en curso y dos personas han sido puestas en prisión preventiva por complicidad en asesinato, el padre de la menor y Abdelhakim Sefrioui, un activista islamista.

Por su parte, el joven que decapitó a Samuel Paty fue abatido por la policía momentos después de la tragedia.

(Siga leyendo: Los países donde la gente más quiere irse a vivir y trabajar).

Tendencias EL TIEMPO



Source link

Loading spinner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: