Acusaciones de nacionalismo de las vacunas involucra a UE, EE. UU. y Reino Unido

Ante el bloque de vacunas contra la Covid-19 por parte de Italia a Australia, la comunidad internacional acusa a la Unión Europea (UE) de nacionalismo de las vacunas. Como una de las graves problemáticas en la distribución internacional, la UE acusó a su vez a otros países, Estados Unidos y Reino Unido, de realmente acaparar las vacunas para sus poblaciones.

El nacionalismo de las vacunas es un término acunado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ante el acaparamiento por parte de países de altos ingresos. El dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS, ha recalcado desde mediados de 2020 la necesidad de una inmunización equitativa para superar la pandemia. Sin embargo, como el término sugiere, los países que precompraron miles de lotes de vacunas están viendo por el interés de su pueblo antes del beneficio internacional.

Una de las acciones que llevaron a la crítica de activistas en favor de los derechos humanos fue el bloqueo de vacunas hecho por Italia. Alrededor de 250 mil dosis de la vacuna de AstraZeneca estaban siendo dirigidas hacia Australia, mas Italia pidió este lote debido a los retrasos por parte de la farmacéutica en UE. “Bloquear las exportaciones para cumplir con los objetivos de vacunación nacionales es una carta muy peligrosa para los legisladores“, declaró sobre el tema John Denton, secretario general de la Cámara de Comercio Internacional en París.

En su defensa, la UE por medio de un portavoz en anonimato declaró a la prensa que las acusaciones no eran justas, pues el bloque europeo ha aportado bastante al mundo. Según el portavoz, la UE ha aprobado la exportación a 258 regiones, para un total de 34 millones de dosis tan sólo desde enero de 2021.

A su vez, Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, declaró en un comunicado la importancia de Europa en el desarrollo, investigación, producción, distribución y exportación para la vacuna. El presidente contrastó las acciones europeas con las de otros países ricos como Estados Unidos o Reino Unido. Quienes “impusieron una prohibición absoluta a la exportación de vacunas o componentes de vacunas producidos en su territorio“, agregó.

Estos países sí han aportado: la UE aportó 2.7 mil millones de euros para la iniciativa COVAX de la OMS, alrededor del 25% de sus fondos. Estados Unidos donó 4 mil millones de dólares, la mayor cantidad hasta ahora y Boris Johnson, primer ministro inglés, aclaró nunca bloquear la exportación de dosis de la vacuna.

Si bien la ayuda no puede negarse, los países de altos ingresos también han sido los que precompraron más vacunas y han administrado más dosis. El conteo de Bloomblerg y la OMS advierte, Estados Unidos es el primer lugar en administrar más vacunas con más de 95 millones de dosis. China con 52 millones 500 mil, UE con 42 millones, India 24 millones y Reino Unido de 23 millones de dosis son los países siguientes en la lista.

Nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo, necesitamos prevenir el nacionalismo de las vacunas“, es lo dicho por el dr. Ghebreyesus. Para la inmunización efectiva y equitativa que prevenga la aparición de nuevas cepas es necesario distribuir las vacunas a todos los países. A pesar de la ayuda ofrecida por parte de países como la Unión Europea, Estados Unidos o Reino Unido, aún debe permitirse su distribución a todos.

NotiPress/A Amigon

Loading spinner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: